El Icono de la Natividad del Señor (6ª Parte)

SANTA MARÍA MADRE DE DIOS”:

2013-01-01 15.12.53 web
• Los Pastores
El Evan­ge­lio de esta fies­ta de San­ta María Madre de Dios se cen­tra en la figu­ra de los pas­to­res, como aque­llos que des­de su más abso­lu­ta humil­dad son capa­ces de reco­no­cer al Señor. Esto nos recuer­da las pala­bras de Jesús en el Evan­ge­lio cuan­do oran­do dice: “Te doy gra­cias Padre, Señor de cie­lo y tie­rra, por­que has escon­di­do estas cosas a los sabios y enten­di­dos y se las has reve­la­do a la gen­te sen­ci­lla” (Mateo 11, 25)

Tam­bién en el Icono de la Nati­vi­dad, nor­mal­men­te en el lado dere­cho, des­de el siglo VI, apa­re­cen los pas­to­res, como gen­tes lla­ma­das por los ánge­les a res­pon­der al naci­mien­to de Cris­to. En efec­to, a lo lar­go de la his­to­ria, la gen­te sen­ci­lla ha sido la más deci­di­da en su res­pues­ta al Evan­ge­lio. Son ellos los que escu­chan el coro de ánge­les ala­ban­do a Dios: “Glo­ria a Dios en las altu­ras y en la tie­rra paz a los hom­bres que ama el Señor” (Lucas 2,14).

Los pas­to­res aco­gen la bue­na noti­cia mien­tras están con sus rebaños:

-  En algu­nos ico­nos, los pas­to­res están repre­sen­ta­dos en acti­tud de ofren­da ante el por­tal o miran­do hacia él.

- Casi siem­pre apa­re­ce un pas­tor a la dere­cha del icono, sen­ta­do en medio del cam­po tocan­do la flau­ta, es una nota de color Pastor Flauta y Ovejas y Ángelespues­ta para expre­sar la ale­gría de los pobres y de los sen­ci­llos al haber reco­no­ci­do al “Emma­nuel, que sig­ni­fi­ca Dios con noso­tros” (Mt 1, 23b), para dejar paten­te que tam­bién noso­tros que­re­mos acom­pa­ñar con nues­tro can­to en la tie­rra el can­to de los ánge­les en el cie­lo; tal y como deci­mos en cada Euca­ris­tía, en las últi­mas pala­bras del Pre­fa­cio de la Ple­ga­ria Euca­rís­ti­ca que pre­ce­den e intro­du­cen al cán­ti­co del Santo.

- Y prác­ti­ca­men­te siem­pre apa­re­ce un pas­tor o dos escu­chan­do el anun­cio de un ángel que de entre los que están ado­ran­do al niño se vuel­ve para anun­ciar­les a ellos la Bue­na Noti­cia de su naci­mien­to; Este ángel apa­re­ce incli­na­do hacia los pas­to­res expre­san­do así la ter­nu­ra de la pro­tec­ción del ángel de la guar­da, y este pas­tor repre­sen­ta al pue­blo ele­gi­do por Dios.Pastor y Ángel

Los pas­to­res repre­sen­tan una vez más el cum­pli­mien­to de la pro­fe­cía de Isaías: “El pue­blo que cami­na­ba en las tinie­blas vio una gran luz, habi­ta­ban tie­rras de som­bras y una luz les bri­lló.” (Isaías 9, 2). Así dice el Evan­ge­lio: “En aque­lla región había unos pas­to­res que pasa­ban la noche al aire libre, velan­do por turno su reba­ño. Y un ángel del Señor se les pre­sen­tó; la glo­ria del Señor los envol­vió de cla­ri­dad” (Lucas 2, 8–9a).

Así, una vez más, el icono nos lla­ma a con­fiar en que ‑como los pas­to­res- si mira­mos el mun­do y la vida con sen­ci­llez y humil­dad, encon­tra­re­mos que la luz vuel­ve a ven­cer a la oscu­ri­dad, que la noche oscu­ra que a veces aso­la nues­tra vida se vuel­ve a iluminar.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.