¡Se armó el Belén!

Con la ines­ti­ma­ble ayu­da de algu­nas fami­lias de la parro­quia, y la guía de José Cone­sa, este año hemos mon­ta­do un Belén más redu­ci­do y aco­ge­dor, pero que nos per­mi­te seguir medi­tan­do sobre la mara­vi­lla de la Navi­dad: los pas­to­res, el Ángel anun­cia­dor, el Mis­te­rio, los Reyes Magos…

Os deja­mos tes­ti­mo­nio grá­fi­co de cómo se mon­tó el Belén, y cómo ha que­da­do: ¡pasad a con­tem­plar al Ver­bo hecho carne!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.