Una Primera Comunión distinta

El domin­go 21 de julio cele­bra­mos una Pri­me­ra Comu­nión dife­ren­te en la parroquia.

Dife­ren­te por los asis­ten­tes y las cir­cuns­tan­cias, por­que en reali­dad la ale­gría de comul­gar por pri­me­ra vez, de reci­bir a Cris­to, fue la mis­ma que sien­ten tan­tos niños y niñas de todo el mundo.

Pero en esta oca­sión fue dis­tin­ta por­que cele­bró con noso­tros D. Jesús Vidal, obis­po auxi­liar de la dió­ce­sis que qui­so admi­nis­trar el Sacra­men­to a una niña del cole­gio Sagra­da Fami­lia que no pudo com­par­tir esa ale­gría en su día con sus com­pa­ñe­ros, ya que algu­nos fami­lia­res se encon­tra­ban en su Vene­zue­la natal. Este domin­go, con todos al fin reu­ni­dos, lle­gó el gran momento.

D. Jesús en la capilla

Des­de aquí que­re­mos agra­de­cer a D. Jesús su cer­ca­nía en la visi­ta a nues­tra parro­quia en un día tan especial.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.